¿Por qué la intención táctica es la unidad básica de entrenamiento?

Porque necesitamos enseñar a través de unos contenidos

En el fútbol es necesario enseñar a través de unos contenidos con el fin de planificar el proceso de enseñanza-aprendizaje de los niños y niñas. Estos contenidos llevarán implícitas las intenciones tácticas a desarrollar durante el juego, puesto que estas son la unidad básica de entrenamiento. ¿A qué nos referimos cuando afirmamos que una intención táctica es la unidad básica de entrenamiento? Nos referimos a que cualquier gesto técnico está a la vez, condicionado tácticamente y viceversa, cualquier acción táctica conlleva una ejecución motriz. Es decir, cualquier gesto técnico tiene una componente táctica debido a la necesidad de aplicarlo en un entorno donde existen compañeros/as y adversarios/as. Entrenar las intenciones tácticas permite al jugador o jugadora percibir lo que sucede en el entorno; aspecto fundamental si queremos promover la comprensión del juego, además de pensar y actuar de la forma más acertada posible dentro de una situación concreta.

Porque queremos simular las acciones del partido

El entrenamiento se basa en optimizar las relaciones entre las estructuras que conforman al jugador o jugadora con el fin de mejorar como futbolistas, y a la vez, realizar un buen papel en la competición o partido. De esta manera en el entrenamiento, debemos simular las acciones del partido para que los jugadores/as puedan entrenar en situaciones parecidas a las que se encontraran, y la forma de conseguirlo es entrenando mediante intenciones tácticas. Está afirmación parece extremadamente simple y obvia, pero si nos dedicamos a ver entrenamientos nos damos cuenta que a menudo no se entrena bajo las condiciones que se dan en un partido.

Porque si simplificas mucho, el juego pierde la esencia

Las tareas de entrenamiento están diseñadas para trabajar sobre aspectos concretos del juego. Para ello, los entrenadores/as diseñan tareas con el fin de mejorar contenidos determinados. El diseño de las tareas es variado, podemos aislar una situación real de juego para poder focalizar el trabajo sobre una habilidad concreta o bien elaborar tareas más globales que simulen más la competición, pero condicionadas mediante normas que permiten que aparezcan los contextos que deseamos. El hecho de condicionar el medio es un aspecto muy importante a tener en cuenta, pues depende de cómo lo condicionamos podemos dejar de estar entrenando en situaciones cercanas a la realidad. En este caso si simplificamos mucho la tarea, es decir, seleccionamos una parte muy aislada del juego para entrenarla, el juego puede perder su esencia. De nada me va a servir entrenar una situación que difiere mucho de lo que sucederá en el partido, puesto que por muy bien que lo hagamos en el entrenamiento la situación futura que se me plantea no se asemejará a lo entrenado y por lo tanto no tendré el mismo éxito al no tener experiencias motrices previas similares para resolver la situación. Necesitamos acumular muchas experiencias motrices parecidas al juego para tener una memoria motriz lo más rica posible. En este sentido, entrenar mediante intenciones tácticas permite mantener la estructura del juego en relación al proceso de toma de decisiones (percibir, pensar y ejecutar), y además, prácticamente siempre se trabaja con compañeros/as, adversarios/as, espacio y tiempo reales; aspecto muy importante si queremos entrenar con situaciones cercanas a la competición real.

Porque hay que ejecutar en función de lo que pasa en el juego

Las tareas que enriquecerán a los jugadores/as van a ser aquellas que les permita analizar situaciones o tomar decisiones en situaciones de gran transferencia con el juego real o partido. Se trata de trabajar con una gran variedad de situaciones, con oposición y colaboración, en situaciones abiertas parecidas a la situación competitiva. De manera que los problemas planteados serán como los que se encontrarán en la competición y no meras reproducciones de gestos técnicos descontextualizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *